Lugar de encuentro para personas con Fobia Social o Ansiedad Social en Sevilla. Regístrate y acude a nuestras actividades y kedadas.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Me presento
Vie Dic 25, 2015 1:07 am por Antonioni

» Hola a todos
Mar Dic 22, 2015 11:41 am por Antonioni

» anecdotas fobicas
Mar Dic 22, 2015 11:20 am por Antonioni

» Hola a todos
Vie Dic 18, 2015 11:13 am por Antonioni

» reunión para reactivar foro
Jue Nov 05, 2015 2:32 pm por Vencer el miedo

» siento que me falta algo
Lun Oct 05, 2015 12:09 am por mary30

» Desesperación
Lun Mayo 18, 2015 7:40 pm por rocigar

» Técnica de Visualización
Dom Feb 08, 2015 8:08 pm por Gladiador

» La Culpa
Dom Feb 01, 2015 9:04 pm por Gladiador

FSS en Facebook

Diciembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Propuestas Psicoterapéuticas

Comparte
avatar
Gladiador
Maestro
Maestro

Mensajes : 716
Puntos : 3850
Fecha de inscripción : 19/09/2010
Edad : 44
Localización : Sevilla

Propuestas Psicoterapéuticas

Mensaje por Gladiador el Dom Oct 17, 2010 10:01 pm

¿Cuáles son las propuestas psicoterapéuticas y otras no farmacológicas para el trastorno de ansiedad?

Terapia cognitiva-comportamental.

Se han diseñado un número de propuestas terapéuticas cognitivo-comportamentales (CBT) para tratar al mismo tiempo los síntomas generales de ansiedad y los trastornos específicos. La CBT y especialmente la terapia de grupo para niños pueden incluso ayudar a las personas con trastorno de estrés post-traumático. La CBT se basa en el principio de que los pensamientos que produce y mantiene la ansiedad pueden ser reconocidos objetivamente y cambiados usando varias técnicas, por ello cambiando la respuesta de comportamiento y eliminando la reacción de ansiedad. El objetivo es recuperar el control de las reacciones al estrés y estímulos, así pues reduciendo la sensación de impotencia que acompaña a menudo los trastornos de ansiedad. Un corto estudio comparando la terapia cognitiva con la terapia de soporte emocional describía que después de dos meses el 70% de los que seguían terapia cognitiva, frente al 25% del otro grupo, se liberaron de los ataques de pánico. Los tratamientos son igualmente eficaces en hombres y mujeres. Sin embargo, los trastornos de ansiedad son crónicos y la recidiva es común. Algunos estudios indican, de hecho, que entre el 30 y el 82% de personas con trastorno de pánico y fobias tienen una recidiva de ataques de una media de nueve meses incluso después de una terapia corta con éxito. (Las mujeres tienen un riesgo mucho mayor de recaída de ataques de pánico que los hombres). Las medicaciones, pues, se recomiendan también generalmente para la mayoría de pacientes. Puede haber excepciones. Por ejemplo, la terapia de conducta sola puede ser tan eficaz como las medicaciones en los niños con TOC.

Técnicas básicas de terapia cognitiva. El tratamiento dura normalmente de 12 a 20 semanas. Primero, el paciente ha de aprender a reconocer las reacciones de ansiedad y los pensamientos cuando se presentan. Estas reacciones y pensamientos atrincherados y automáticos han de ser afrontados y entendidos. Uno de los pasos más importantes es llevar un diario al día que describe las apariciones del ataque de ansiedad y todos los pensamientos y hechos a él asociados. Cuando el paciente empieza a percibir que existen falsas asunciones debajo de la ansiedad, él o ella pueden empezar a desarrollar nuevas formas de enfrentarse a los objetos y situaciones temidos. El objetivo esencial de la terapia cognitiva es entender las realidades de una situación que provoca ansiedad y responder a la realidad con nuevas acciones basadas en expectativas razonables. Por ejemplo, algunos terapeutas cognitivos proponen un tratamiento de los pacientes con TOC buscando cambiar sus ideas acerca de su potente sentido de responsabilidad para prevenir el daño. Las técnicas para el TOC incluyen el llevar un diario de pensamientos repetitivos, usar un cassette para exponer el paciente a los pensamientos repetitivos, y autoobservación para reducir las ideas fantásticas, tales como una necesidad urgente de prevenir una situación peligrosa que no existe, y reestructurar el proceso mental. Los pacientes tienen también a menudo asignado un trabajo personal de conducta; por ejemplo, a una persona con fobia social generalizada se le puede pedir comprar un objeto y devolverlo al día siguiente, observando como él o ella maneja los temores y pensamientos fantásticos desencadenas por este acontecimiento.

Desensibilización sistemática. La desensibilización sistemática es una técnica específica que rompe el vínculo entre el estímulo que provoca la ansiedad y la respuesta ansiosa; este tratamiento exige que el paciente se enfrente gradualmente al objeto del miedo. Hay tres elementos principales en el proceso: entrenamiento de relajación, una lista elaborada por el paciente que prioriza las situaciones que inducen a la ansiedad por grados de temor, y el procedimiento de desensibilización en sí mismo - confrontando cada ítem de la lista, empezando por el menos estresante. Este tratamiento es especialmente efectivo para las fobias simples, las fobias sociales, la agorafobia, y el síndrome de estrés post-traumático.

Tratamiento de exposición y respuesta. El tratamiento de exposición decididamente genera ansiedad, al contrario del proceso de desensibilización, que enfatiza un acercamiento relajado y permite al paciente enfrentarse gradualmente a las fuentes de la ansiedad. Exponiendo repetidamente al paciente al objeto o situación temidos, ya sea literalmente o usando la imaginación, el paciente experimenta más y más ansiedad hasta que el hecho estimulador finalmente pierde su efecto. Las dos variantes de tratamientos de exposición son la inmersión y la exposición gradual. La inmersión, que expone la persona al estímulo productor de la ansiedad durante una o dos horas, ha sido beneficiosa para algunos pacientes con la mayor parte de trastornos de ansiedad. La exposición gradual, que también puede dar buen resultado, da al paciente un grado mayor de control sobre la duración y frecuencia de las exposiciones. Ambos tipos de tratamiento de exposición usan de entrada el estímulo más temido, al contrario de la sensibilización sistemática, que comienza con el menos temido. Un estudio describió que la terapia de exposición prolongada para supervivientes de accidentes de tráfico con trastorno de estrés agudo (indicando los primeros síntomas riesgo de trastorno de estrés post-traumático) fue efectivo para prevenir el PTSD total, cuyo tratamiento es extremadamente difícil. Puede resultar particularmente beneficioso el combinar la terapia de exposición con la cognitiva. Los resultados de este estudio no son necesariamente aplicables a pacientes con otros traumas, como las víctimas de violación.

Tratamiento de modelo. Las fobias pueden tratarse a menudo con éxito con un tratamiento de modelo; el paciente observa a un actor acercarse a un objeto productor de ansiedad o enrolarse en una actividad que provoca temor las cuales son similares al problema específico del paciente. El objetivo es aprender a comportarse en circunstancias similares. Puede usarse una situación en vivo o en video, aunque el modelo vivo se considera más eficaz. La llamada "realidad virtual" también parece ser una herramienta de modelo útil. Esta tecnología emplea imágenes generadas por un computador y un equipo especial para simular de forma real un entorno natural y permitir la interacción con él. En un caso, un psicólogo utilizó la realidad virtual para curar una mujer con aracnofobia (miedo a las arañas). Se precisa más investigación.

Técnicas de relajación y reeducación respiratoria. Como parte de muchos de los métodos de abordar el CBT, se enseñan técnicas a los pacientes para reducir los efectos físicos de la ansiedad. Por ejemplo, muchas personas con trastornos de ansiedad experimentan hiperventilación, respiración rápida y tensa que expele demasiado dióxido de carbono, dando como resultado dolor en el pecho, vértigo, hormigueo en la boca y los dedos, rampas musculares, e incluso desmayos. La hiperventilación es una de las manifestaciones físicas primarias de los trastornos de pánico. Practicando una respiración medida y controlada al principio de un ataque de pánico, los pacientes pueden prevenir futuros ataques. Los métodos de relajación, como el aprender a relajar gradualmente todos los músculos, también pueden ser de ayuda.

Otras formas de psicoterapia.

Otras formas de psicoterapia, comúnmente llamadas terapias "de hablar", hacen frente mejor a las raíces infantiles de la ansiedad y normalmente, aunque no siempre, requieren tratamientos más largos. Estas incluyen la terapia interpersonal, la psicoterapia de soporte, la intervención de atención y el psicoanálisis. Todo el trabajo se hace durante las sesiones. Algunos expertos creen que tales terapias podrían ser más útiles para la ansiedad generalizada, que suele requerir más trabajo de apoyo para procesar y recobrarse de traumas y miedos tempranos.


Acerca de Well-Connected.
Egalenia posee la licencia en exclusiva de los contenidos del site well-connected.org, desarrollado por profesionales del Massachussets General Hospital y del Children Hospital en Boston, EEUU.

    Fecha y hora actual: Mar Dic 12, 2017 1:17 pm